Estás en: Inicio > Tu salud > Hombre > Esterilidad y disfunciones

Esterilidad y disfunciones

Sexo y procreación

esinv_imagen_1

Infertilidad masculina

La infertilidad masculina se refiere a cualquier enfermedad en la que el hombre afecte de manera adversa las posibilidades de iniciar un embarazo con su compañera femenina. Lo más común es que estos problemas surjan cuando el hombre no es capaz de producir o entregar espermios completamente desarrollados.

La infertilidad es un problema común que afecta aproximadamente a un quince por ciento de las parejas que intentan tener hijos. En más de la mitad de los casos el problema está, al menos en parte, relacionado con cuestiones reproductivas del hombre. Afortunadamente en la actualidad la tecnología y  los potentes fármacos, un diagnóstico de infertilidad simplemente puede significar que el camino hacia la paternidad sea un desafío pero no una imposibilidad. Consulta con tu urólogo y/o especialista en fertilidad.  

¿Qué causa la infertilidad masculina?


Los problemas más comunes son:

      
    • Trastornos del esperma: Los problemas con la producción y el desarrollo de esperma son los más comunes de la infertilidad masculina. Puede no estar completamente desarrollado, tener forma anormal o ser incapaz de moverse bien. O, puede ocurrir que el esperma producido sea normal pero que la cantidad producida no sea suficiente (oligospermia) o que directamente no se produzca (azoospermia).
    • Genética: La presencia de anormalidades en la cantidad de cromosomas y en su estructura, así como partes faltantes en el importante cromosoma Y que está presente en los hombres normales, también pueden tener un impacto sobre la fertilidad. Son venas escrotales dilatadas que están presentes en un 16 por ciento de los hombres pero que son más comunes en los hombres infértiles (40 por ciento). Inhiben el desarrollo de espermios porque evitan que haya un flujo adecuado de sangre. Es fácilmente detectables con un examen físico y es corregible 
    • Medicación: Ciertos medicamentos pueden afectar la eyaculación y la producción de esperma. Estos medicamentos normalmente se recetan para tratar enfermedades como la artritis, la depresión, los problemas digestivos, las infecciones, la hipertensión e incluso el cáncer.
    • Varicocele: las venas escrotales dilatadas que están presentes en un 16 por ciento de los hombres inhiben el desarrollo de esperma ya que provocan que no haya un flujo adecuado de sangre. Los varicoceles son fácilmente detectables con un examen físico y se trata de la causa corregible más común de infertilidad masculina.
    • Infertilidad inmunológica: Está causada por la respuesta inmunológica del hombre a su propio esperma, los anticuerpos normalmente son el resultado de lesiones, cirugías o infecciones. Provocan que los espermatozoides pierdan movimiento y una función normal.
    • Hormonas: Responsables de estimular a los testículos para que produzca esperma, cuando los niveles de hormonas son extremadamente bajos, el resultado puede ser un bajo desarrollo.
    • Eyaculación retrógrada: La eyaculación retrógrada hace que el semen retroceda hasta la vejiga en vez de salir por el pene, puede haber sido ocasionada por una cirugía previa, medicación o enfermedades que afectan al sistema nervioso. Los síntomas de esta afección pueden incluir una ayaculación reducida y orina turbia tras la misma.
    • Obstrucción: Las obstrucciones bloquean el pasaje normal del esperma y pueden derivarse por una variedad de factores: infecciones repetidas, cirugía previa, inflamación u otros problemas de desarrollo. 

¿Cómo se diagnostica la infertilidad masculina?


El proceso comienza con una historia clínica completa y el examen físico, y normalmente se continúa con análisis de sangre y de semen. A partir de una muestra, el médico podrá evaluar factores – volumen, recuento, concentración, movimiento e incluso estructura – que puedan facilitar o dificultar la concepción. Si el análisis de semen presenta niveles bajos de esperma o incluso ausencia del mismo, esto no necesariamente indica infertilidad absoluta. Bajas cantidades en cualquiera de las categorías mencionadas pueden simplemente indicar un problema con el desarrollo o con el sistema de entrega del esperma.

Además del análisis de semen, el médico puede prescribir otras pruebas:

  • Perfil hormonal para determinar la capacidad de producción de esperma y para descartar enfermedades graves.
  • Ecografía transrectal puede ayudar a determinar si hay un mal desarrollo o si se presenta obstrucción por la presencia de quistes, calcificaciones...
  • Biopsia testicular cuando el análisis de semen es anormal y el médico todavía no pudo determinar la causa. Este estudio de realiza en quirófano bajo anestesia general o local a través de un pequeño corte en el escroto o mediante la inserción de una aguja a través de la piel del testículo.

¿Cómo es el tratamiento de la infertilidad masculina?

El tratamiento de la infertilidad masculina dependerá del problema específico. En los casos severos no hay tratamiento disponible. Sin embargo, muchas veces hay una combinación de medicamentos, operaciones quirúrgicas y técnicas de reproducción asistida que se pueden utilizar para superar muchos de los problemas de fertilidad subyacentes.

Opciones de tratamiento:

  • Cirugía: cuando la infertilidad es consecuencia  de varicoceles  normalmente se recurre a una cirugía menor ambulatoria. En algunos casos, la obstrucción que genera la infertilidad también puede corregirse quirúrgicamente.
  • Medicamentos: Mientras que los fármacos son un recurso clave para corregir la eyaculación retrógrada y la infertilidad inmunológica, el tratamiento hormonal con ciertos fármacos pueden ayudar a corregir los desequilibrios endocrinos.
  • Reproducción asistida: si las técnicas anteriores fracasan, los especialistas en fertilidad pueden recurrir a una variedad de otras técnicas de reproducción asistida de alta tecnología que promueven la concepción sin relaciones. En función del problema, el médico considerará la técnica de reproducción a realizar.
Disfunción eréctil

Hablar sobre los problemas de erección o de eyaculación precoz puede ser incómodo, pero en caso de sufrir debes acudir al médico ya que este tipo de problemas no sólo interfieren con la vida sexual, también pueden ser un síntoma de otros problemas de salud. Puede significar que los vasos sanguíneos están obstruidos, o tener una lesión nerviosa causada por diabetes. Si no consultas a tu médico, estos problemas permanecerán sin tratamiento y estarás perjudicando  tu salud.

La disfunción eréctil  es la dificultad para lograr o mantener una erección. Aunque se hace más común a medida que envejece no es una parte natural del envejecimiento. El médico puede ofrecer algún tratamiento, para muchos hombres la respuesta es tan simple como tomar una pastilla, ejercitarse más, perder peso o dejar de fumar también puede ayudar.

¿Cuáles son las causas?

Pese a la creencia de que la mayoría de los casos de disfunción eréctil son problemas psicológicos, sin embargo muchos casos tienen una causa física. Sin embargo, la depresión, las preocupaciones o la ansiedad también pueden causar disfunción eréctil. Del mismo modo, ésta disfunción eréctil por causas físicas puede llevar a la depresión y la preocupación, empeorándola. Las principales causas:

  • Orgánicas: son las de origen anatómico, endocrino (diabetes), infeccioso, neurológico (lesiones cerebrales, medulares), vascular (arteriosclerosis), urológicas (lesiones congénitas del pene), por el consumo de sustancias adictivas o farmacológicas (sustancias adictivas: alcohol, tabaco, algunos medicamentos), falta de ejercicio, comer en exceso...
  • Traumáticas consecuencia de fractura ósea, lesiones medulares
  • Psicológicas: son las más frecuentes y variadas, debido a factores afectivos, de desarrollo, ansiedad, miedo al fracaso, sentimientos de culpa, infidelidad, eyaculación precoz previa, inseguridad, etc.

En la consulta del médico

Hablar sobre la disfunción eréctil puede ser incómodo, pero recuerda que una vida sexual sana es parte de una vida sana. No sientas vergüenza de buscar ayuda. Tu médico tal vez te recomiende que consultes a un urólogo, que es un médico que se especializa en problemas sexuales y urológicos.
Muchos profesionales afirman que la disfunción eréctil es más fácil de tratar cuando se involucran ambos integrantes de la pareja, de forma que es oportuno acudir juntos a la consulta.

Para determinar la causa de su disfunción eréctil, el médico tomará sus antecedentes médicos completos, preguntará sobre sus hábitos y le hará un examen físico, examinará los testículos y su pene, tomará la presión arterial y examinará cómo están sus reflejos. Le extraerá una muestra de sangre para analizar si tiene diabetes, su nivel de colesterol y otras afecciones que puedan estar relacionadas con la disfunción eréctil.

El médico podrá ofrecerte una serie de tratamientos. Tal vez necesite intentar varios tratamientos antes de encontrar el que te dé el mejor resultado.