Estás en: Inicio > Tu salud > Mujer > Embarazo

Embarazo

El ABC del embarazo

esinv_imagen_1


Embarazo saludable

No todos los defectos congénitos pueden evitarse, pero durante el embarazo puedes actuar de forma que aumente las posibilidades de tener un bebé saludable. 

ABC

 

A Ácido Fólico. Ingiere diariamente ácido fólico que te aconseje tu médico, tanto antes como durante los primeros meses del embarazo para reducir el riesgo de defectos congénitos del cerebro y la espina dorsal.  Es también importante observar una dieta saludable con alimentos enriquecidos (productos a base de cereales, incluidos el arroz, el pan y fideos enriquecidos) y alimentos con fuentes naturales de ácido fólico (jugo de naranja, legumbres de hojas verdes, frijoles, maní, brócoli, espárragos, arvejas y lentejas).

B Bebe más líquido, preferiblemente agua, para ayudar a tu cuerpo a compensar el aumento del volumen de sangre. Un mínimo de seis a ocho vasos diarios de, agua, jugo de fruta o leche.

C Come alimentos saludables para que el bebé y tú tengáis los nutrientes que necesitáis. Incluye en tus comidas todos los alimentos básicos. Los alimentos con bajo contenido de grasa y alto contenido de fibra son importantes para una dieta saludable.

D Las Drogas, el alcohol y el café son consideraciones importantes para la mujer embarazada.  El síndrome de alcohol en el feto, es un trastorno caracterizado por un crecimiento retardado, anormalidades faciales y disfunción del sistema nervioso central. La cafeína, que se encuentra en muchas bebidas también deberían limitarse.

E Evite exponerse a sustancias tóxicas y productos químicos, tales como disolventes de limpieza, plomo y mercurio, algunos insecticidas y pintura. Las mujeres embarazadas deben evitar exponerse a emanaciones de pintura. Para mayor información, refiérase a las prácticas saludables al pintar interiores.

F Fumar durante el embarazo puede producir bajo peso en el bebé. El tabaco se asocia a problemas relacionados con la infertilidad, los abortos espontáneos y la mortalidad y morbilidad infantil.  Si  fumas, debes tratar de dejarlo.

G Las pruebas Genéticas son importantes en caso de antecedentes familiares de  problemas de embarazo o defectos congénitos. Comunicárselo a tu médico.

H Haz una lista de todo lo que necesitarás en el parto, acude a sesiones de preparación al parto (la mayoría de los seguros de salud las cubren).

I Ingiere 30 miligramos de hierro según te prescriba el médico, con ello reduces el riesgo de anemia.

J Jamás superes tus limitaciones. Informa a tu médico si experimentas: dolor de cualquier clase, cólicos fuertes, contracciones uterinas, sangrado vaginal, pérdida de líquido amniótico, mareos, desmayos, respiración difícil, palpitaciones, taquicardia (latidos acelerados del corazón), náusea o vómitos constantes, dificultades al caminar, edemas o si el bebé manifiesta menor actividad.

K Cuida los Kilos. El exceso o falta de peso durante el embarazo puede generar problemas. Tanto el bebé como tú necesitáis una dieta saludable. Consulta a tu médico acerca de la dieta que debes hacer.

L Lávate las manos de forma asidua. Esto puede ayudar a prevenir la propagación de muchos virus y bacterias que causan infecciones y, recuerda, la lactancia es la opción más saludable para el bebé. Habla con tu médico.

M El médico es el gran aliado, tanto para el seguimiento del embarazo como para el control de enfermedades que coincidan en el proceso. Vigila con la medicación, consulta siempre antes de tomar cualquier medicamento y/o vitamina si no presenta riesgo.

N Nunca tengas miedo de preguntar a tu médico acerca de tu salud. Es preferible tomar  precauciones y compartir las preocupaciones que puedas tener.

O la Organización es un elemento clave. Proporciona al bebé un entorno saludable de vida mientras dura el embarazo.

P La Propensión a la náusea, las molestias estomacales y los malestares matutinos son comunes durante el embarazo. Puede que ciertas comidas te den asco, recuerda que es preferible cinco o seis comidas ligeras a tres comidas abundantes.

Q Queda de forma constante con tu obstetra y acude a él tan pronto como pienses que estas embarazada. Es importante visitar a tu médico de forma regular a lo largo del embarazo.

R Los Remedios para la tos y el resfriado que no requieren receta pueden contener alcohol u otros ingredientes que deberían evitarse durante el embarazo. Pregunta al farmacéutico y a tu médico.

S Las Saunas y baños turcos deben evitarse mientras estés embarazada. El calor excesivo puede ser perjudicial.

T La Toxoplasmosis es una infección causada por un parásito que puede ser sumamente nocivo para el bebé. Evite comer carne poco cocinada y manipular excrementos de animales.

U El tamaño del Útero aumenta durante el primer trimestre. Ésto, conjuntamente con un funcionamiento más eficaz de los riñones, pueden hacerte sentir la necesidad de orinar con mayor frecuencia. El útero en crecimiento presiona la vejiga y puede provocar que se te escape la orina al estornudar, toser o reírse. Si sientes ardor y deseo de orinar con excesiva  frecuencia, no dejes de comunicárselo a tu médico.

V Las Vacunas constituyen una preocupación importante para la mujer embarazada.

W www. En Internet dispones de muchos recursos e información sobre salud y embarazo. Recuerda que no puedes dar credibilidad a todo lo que encuentras en la red. Ese tipo de información no debe sustituir nunca a la opinión del profesional sanitario.

X Evita los rayos X. Informa a tu dentista o tu médico que estás embarazada cuando te prescriba este tipo de pruebas diagnósticas.

Y La práctica de Yoga, caminar, nadar, son por lo general ejercicios sin riesgo para las embarazadas. Sin embargo es preferible que consultes siempre con tu médico antes de empezar cualquier clase de ejercicio, en especial durante el embarazo.

Z ZZZZZ..... Duerme y asegúrate de descansar bien. Es aconsejable acostarse de lado lo más a menudo posible, preferiblemente sobre el lado izquierdo, porque esa posición permite una mejor circulación para tu bebé y ayuda a reducir la hinchazón.